HISTORIAL.

v

En primer lugar decidí centrarme en los usuarios. Pintores, ilustradores, etc. son los que me han aportado una visión más íntima y profunda sobre el tema. Modifican y transforman el taller en función de la tarea que realizan; pero además, lo hacen desde un interés personal, una motivación por sentirse reflejados en el lugar en el que se encuentran y que les lleva a personalizar y adaptar sus estudios a su imagen. Me encuentro ante una forma de arquitectura en la que los usuarios, además, son las personas generadoras de estos espacios. Son ambientes que solo se llegan a entender a través del individuo que hay detrás.

Una persona con la que tuve el placer de conversar fue Qimet Sabaté, un artista surrealista de Barcelona marcado por la figura de Dalí. Su taller-museo evocaba continuamente la extravagante personalidad del pintor y sus maneras de pensar y trabajar.

A raíz de indagar más sobre profesionales creativos y su forma de abordar su espacio propio, encontré comunidades en las que se compartían las historias o los procesos mediante los cuales ellos habían llegado a definir sus estudios y cómo sus vidas y tareas laborales habían condicionado esa arquitectura.
Sin embargo, incluso estas personas iban a dirario a un centro de trabajo perteneciente a una empresa (de mayor o menor tamaño). Casi todos acababan en una oficina.

Así que me planteé que las personas con las que relacionarme para avanzar en el trabajo debían ser aquellas que hubiesen diseñado con anterioridad estudios o talleres, especialistas en organización de oficinas. Encontré estudios y personajes que me sirvieron para enteder, principalmente, los problemas que existían actualmente en este tema y algunos esbozos del por qué los modelos actuales fallan en adaptarse al trabajador individual. Estudios como Studio TILT o el arquitecto Sam Jacob a través de su blog y sus artículos en revistas de gran importancia en este entorno.

Para terminar, decir que lo que he tratado es de acercarme a este pensamiento y comprensión del espacio en oficina, intentando adaptar las formas de trabajo, los procesos y la arquitectura que autogeneran los artistas en sus estudios.

El concepto final sería una oficina de artistas, de personas que trabajan su individualidad en un entorno con posibilidad de relación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s