II.

v

Durante la charla de la semana pasada surgieron muchos conceptos, relaciones y formas de entendimiento. En primer lugar, veo como ese cambio con Alberti de entender la figura del arquitecto como un profesional exclusivo de lo material a la ocupación del trabajo mental y de disegno (especialización del objeto de diseño) nos lleva a la futura implantación de los -ismos a través de manifiestos que pretender la universalidad, y que hacen de la tarea del arquitecto la de establecer unas ideologías (teorías) a las que quedan sometidas las prácticas que actúan en la realidad. Esta forma de entender la relación entre práctica y teoría es una de las que aparecen en el debate que planteaba Edwin Gadner en su Revising practice, debate que terminaba sin determinar una postura definitiva pero que si nos daba de nuevo la clave de la nueva economía de la que hablábamos la primera semana: el ser emprendedor.

Hablando de mi experiencia propia entre práctica y teoría, he estado siempre en mitad del debate. Muchas veces he trabajado bajo la premisa de que la experimentación material (la práctica) daba la formalidad en la realidad, pero siempre acababa funcionando del revés. Como objetivo del curso, espero terminar pensando en un principio de mi propia teoría de la práctica, que me sirva para mi trabajo.

A la hora de abordar un planteamiento, hasta el momento los pasos que seguía eran los de entender el problema como algo ya existente, buscar referencias y abordarlo desde otro pensamiento, propio y casi siempre lleno de prejuicios, debidos -espero- al no entendimiento de otra forma de actuar. Nunca me había planteado la idea del objeto de diseño, y de tener algo que funcionara de forma similar en mi cabeza, que éste fuera algo más que la simple respuesta al contexto.

Afrontando el trabajo del portfolio y la oferta, traté de aplicar lo visto durante la clase del martes para presentar una oferta válida a María. En mi ficción establecía un abanico de controversias sobre la persona, de manera que eso constituía mi contexto dinámico. En él espero trabajar de forma que crezca mientras trabajo en su desarrollo. De estas relaciones de materiales que parten del contexto que ya he analizado y en el que me encuentro, y para diseñar el objeto (que al fin y al cabo es la oferta de la casa), he de dirigirlos para crear soluciones que cumplan con las condiciones de diseño de las que hablamos.

Para conseguir el encargo, pienso que no solo basta con ser la única necesariamente que pueda dar ese planteamiento genial, sino que trabajando desde ese contexto al que espero aportar y en el que me desarrollo, utilice esos flujos para diseñar el mejor objeto, que será mi oferta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s